Zur Navigation | Zum Inhalt
“Cruz Negra: La frontera II”

“Cruz Negra: La frontera II”

He tardado unos meses pero por fin os ofrezco mi reseña del segundo volumen de Cruz Negra: La frontera, el…

More...
“La tierra en llamas”

“La tierra en llamas”

  Un nuevo libro ambientado en el universo de Ender, el segundo libro (de tres previstos) dedicados a contarnos la…

More...
"Isabel: La loba de Francia 1"

"Isabel: La loba de Francia 1"

No hay artista con mayor talento para dar forma a la historia dibujada que el barcelonés Jaime Calderón y no…

More...
“Khaal. Crónicas de un emperador galáctico”

“Khaal. Crónicas de un emperador galáctico”

Suelo dejar que Noren se encargue de hablar de la BD, aunque de vez en cuando me dejo seducir por…

More...
Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2011 JoomlaWorks Ltd.
FVCML0208 10
"Reino de Reyes: Guardia Imperial" (Dan Abnett, Andy Lanning y otros, Panini Cómics) PDF Imprimir E-mail
Noticias
Escrito por Vic   

Los acontecimientos del universo cósmico de Marvel se precipitan sin freno. Tras la guerra kree-shi’ar le toca el turno a otra invasión proveniente de un universo paralelo, eso sí, este universo en una versión oscura del Universo Marvel, algo así como los Marvel Zombies, pero con Marvel Demonios Cthulhianos.
Reino de Reyes: Guardia Imperial
Edición original: Realm Of Kings 1 y Realm of Kings: Imperial Guard 1-5 USA
Guión: Dan Abnett, Andy Lanning
Dibujo: Leonardo Manco, Kev Walker , Mahmud Asrar, Clint Langley
Tinta: Kev Walker
Color: Bruno Hang
Formato: Libro rústica, 144 págs., color.   
9,95 €

De las cenizas de “Guerra de Reyes”, llega una nueva y demoledora saga. El enfrentamiento final entre Rayo Negro y Vulcano ha producido una brecha: un gran desgarro en el espacio y en el tiempo a través del cual casi cualquier amenaza puede irrumpir en nuestro universo. No sólo reintroducirá viejos aliados, sino antiguos enemigos. Mientras tanto, Gladiador es el nuevo emperador Shi’ar. Su primera misión: impedir una guerra civil.

Tras la guerra kree-shi’ar el imperio shi’ar, gran derrotado de la contienda, se enfrenta a una serie de insurrecciones que la Guardia Imperial se ve en la obligación de atajar a sangre y fuego. Mientras, Gladiador, ha dejado su puesto en la Guardia para ejercer como Emperador de los Shi’ar. Posición con la que no acaba de encontrarse demasiado cómodo, aunque sus problemas personales tendrán que ser dejados a un lado porque una nueva amenaza, peor que las anteriores se abre paso hacia este universo, a través de un desolado universo que sirve a dioses que, sin peros, son obvios calcos de las pesadillas cthulhianas imaginadas por H.P. Lovecraft. Y lo que es peor, estos seres son calcos malvados de los héroes conocidos por todos, aunque han depositado su lealtad en dioses oscuros. Y ya están aquí. Ahora no van a servir las acciones heroicas del último minuto, es el momento de la unidad en un universo que lleva varios acontecimientos que no han hecho sino minar y destruir la poca confianza que había entre especies.

A estas alturas de la película decir algo novedoso sobre el trabajo de Dan Abnett y Andy Lanning en las series cósmicas se vuelve complicado. Ya conocéis la receta; una gran amenaza, acción a raudales, traiciones, muertes, alguna resurrección, cambios en el status quo… y alguien sale reforzado de todo esto. No es nada nuevo, como decía, pero maldita sea, funciona a las mil maravillas y aunque sabes que siempre va a haber otra nueva amenaza a la vuelta de la esquina… ¡no te la quieres perder!

El primer volumen de Reino de Reyes, Guardia Imperial, sigue perfectamente los puntos mencionados. Tenemos varias muertes, varias “resurrecciones” y mucha, mucha acción. Además, lo de ver versiones oscuras de los Vengadores y de la Patrula-X es muy divertido. Quizás el dibujo sea un tanto confuso pero es muy efectivo para este tipo de amenaza. Y lo mejor es que esto tiene pinta de que no va a acabarse así como así y que va a afectar muy seriamente a los protas.

Vamos, que ya tenemos un aperitivo más que interesante sobre la mesa, el preludio de una nueva amenaza cósmica que no nos podemos perder.