Zur Navigation | Zum Inhalt
"Isabel: La loba de Francia 1"

"Isabel: La loba de Francia 1"

No hay artista con mayor talento para dar forma a la historia dibujada que el barcelonés Jaime Calderón y no…

More...
"Pacífico" (Martin Trystram y Romain Baudy, Planeta DeAgostini Comics)

"Pacífico" (Martin Trystram y Romain Baudy, Planeta DeAgostini Comics)

Es habitual que los hombres, demostrando nuestra conocida falta de tacto y cuando nos piden la opinión sobre una mujer…

More...
 "Star Wars: Al Filo del Imperio" (Edge Entertainment)

"Star Wars: Al Filo del Imperio" (Edge Entertainment)

Antes de empezar este artículo es necesario señalar, para ser honesto y poner a todos los lectores en antecedentes, que…

More...
"Deadline" (Laurent Féderic Bollée y Christian Rossi, Yermo Ediciones)

"Deadline" (Laurent Féderic Bollée y Christian Rossi, Yermo Ediciones)

Es curioso que, mientras nosotros vivimos en una tierra con miles de años de historia, que han pisado fenicios, griegos,…

More...
Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2011 JoomlaWorks Ltd.
FVCML0208 10
"Invencible num.13: Días felices" (Robert Kirkman y Ryan Ottley, Dolmen/Aleta) PDF Imprimir E-mail
Noticias
Escrito por Vic   

Hace unos pocos días se publicó el decimotercer volumen de "Invencible", que lleva por título "Días Felices". Un libro que explora, por fin, la relación entre Mark y Samantha, mientras se prepara un enfrentamiento brutal con los viltrumitas.

Invencible Nº 13: Días felices
Edición original: Invencible Nº #54 al 59, El Asombroso Hombre Lobo #11 USA
Guión: Robert Kirkman
Dibujo: Ryan Ottley
Tinta: Ryan Ottley
Color: Bill Crabtree
Formato: Libro rústica, 168 págs. color.
15,95 €
Invencible y Atom Eve están saliendo juntos al fin, pero Mark acaba de volver a casa con su madre y su medio hermano. Para empeorar las cosas Mark se encuentra siendo espiado por el más mortífero grupo de villanos que ha conocido nunca. ¡Además, en este volumen, el crossover con El Asombroso Hombre Lobo!

Vale, sí, todos hemos leído Los Muertos Vivientes, todos disfrutamos con esa serie y todos pensamos que es una de las mejores series de los últimos años. Pero poca gente me podrá decir que no sucede lo mismito con Invencible, que, de hecho, Invencible es la mejor serie de superhéroes de los últimos 5 años, la más fresca, innovadora, refrescante... y sorprendente. Y a pesar de ello Invencible no goza del mismo éxito y renombre que LMV... una lástima, aunque los que buscamos buenos cómics... sabemos qué cómic leer cuando queremos deleitarnos: Invencible.

Dicho esto, ¿qué nos ofrece este decimotercer volumen? Bueno, principalmente tenemos un buen vistazo a la relación entre Mark y Samantha, una relación que, aunque está en sus inicios, “progresa adecuadamente”, tanto que una de las principales preocupaciones de ambos héroes será el conseguir un alojamiento propio para poder ¡ejem! disfrutar de su amor, sí, eso, “disfrutar” de su amor. Y todo ello a pesar de las complicaciones para la relación que tiene el que ambos sean héroes e Invencible sea un héroe especialmente activo. Es una relación que se ha venido fraguando desde el primer número de la serie así que todo se siente correcto, Mark está gozando de la relación que se merece y la sensación, como lector, no puede ser otra sino que son la pareja ideal. Y, hablando de parejas, reaparece Amber en una subtrama, la de la violencia de género, que debería dar para más y que, de momento, hace que Mark vuelva a parecernos más creíble por su reacción.

En cuanto a la aventura en sí, vamos viendo cómo se prepara la Guerra Viltrumita que tendrá lugar en próximos números y conocemos, por fin, el secreto oculto de los viltrumitas.

Pero, naturalmente hay tiempo para más, para la inclusión de un cross-over con la serie Werewolf, también de Kirkman, y para que un nuevo enemigo se obsesione con Invencible. Para enemistarse con Cecil y los Guardianes de la Tierra, y para que un viejo enemigo haga una fugaz aparición mientras espía a Invencible y su familia, así como para la irrupción de un nuevo enemigo que presumiblemente dará mucho de qué hablar.

Vamos, que tras leer el tomo, y aunque de inicio piensas “si no ha pasado nada”, te quedas con la sensación de que estamos ante un preludio de algo bueno, que tanta felicidad no puede ser posible (aunque te deja buen cuerpo leerlo, la verdad) y que algo oscuro trama Robert Kirkman, seguro... como bien sabemos. Pero qué maravilla es ir acercándonos a todo lo que nos tiene preparado Kirkman para los siguientes números.

En cuanto a Ryan Ottley, no sé, tengo la sensación de que en estos números el acabado no es tan bueno como en números anteriores, algo le ha pasado (igual estaba ya colaborando con el otro proyecto de de Kirkman, sí, hombre, sí este horror) pero el caso es que no veo su dibujo tan bueno como de costumbre... ¿o será que estoy en modo tiquismiquis? Aún así, y salvo que volviese Cory Walker, no veo a otro dibujando Invencible, ni quiero verlo.

Por cierto que hay que dar un tirón de orejas a Dolmen/Aleta porque nos han hecho esperar más de medio año tras “¿Quién es el jefe?” y es que son muchos meses, mucha espera, para reencontrarnos con Mark & cía... y eso que de la edición no podemos quejarnos, creo que en Dolmen han encontrado el formato idóneo para su línea de cómic USA, me encanta el acabado con este papel y me encanta que se sigan incluyendo los extras. Ahora bien, señores de Dolmen, ¿qué tal si sacan el siguiente tomo para mi cumpleaños? Es a finales de marzo... ¿cuela?...

En definitiva, Invencible sigue siendo esa serie de superhéroes, la mejor, que siempre quieres leer y de la que siempre disfrutas... y que siempre te deja con ganas.