Zur Navigation | Zum Inhalt
“Cruz Negra: La frontera II”

“Cruz Negra: La frontera II”

He tardado unos meses pero por fin os ofrezco mi reseña del segundo volumen de Cruz Negra: La frontera, el…

More...
“La tierra en llamas”

“La tierra en llamas”

  Un nuevo libro ambientado en el universo de Ender, el segundo libro (de tres previstos) dedicados a contarnos la…

More...
"Isabel: La loba de Francia 1"

"Isabel: La loba de Francia 1"

No hay artista con mayor talento para dar forma a la historia dibujada que el barcelonés Jaime Calderón y no…

More...
“Khaal. Crónicas de un emperador galáctico”

“Khaal. Crónicas de un emperador galáctico”

Suelo dejar que Noren se encargue de hablar de la BD, aunque de vez en cuando me dejo seducir por…

More...
Frontpage Slideshow | Copyright © 2006-2011 JoomlaWorks Ltd.
FVCML0208 10
"Starman num.1" (James Robinson y Tony Harris, Planeta DeAgostini) PDF Imprimir E-mail
Noticias
Escrito por Vic   

James Robinson y Tony Harris deslumbraron al mundo del cómic con su trabajo en "Starman", una serie que pretendía relanzar a un héroe de la Edad Dorada, pero que se convirtió en algo distinto, un título que pronto fue visto como un clásico... y un sueño para los lectores españoles que, por fin, podemos disfrutarlo gracias a la edición de Planeta DeAgostini.

Starman Nº 01 (de 06)
Edición original: Starman # 0-16 (Oct. 1994, Feb. 1996) USA
Guión: James Robinson
Dibujo: Tony Harris
Color: Von Grawbadger
Formato: Libro cartoné, 448 págs. a color
38 €  
Jack Knight es un ávido coleccionista que regenta una tienda de antigüedades y objetos de coleccionista en el corazón de Opal City. Pese a ser el hijo de Ted Knight, el héroe de la Edad de Oro conocido como Starman, Jack no se parece en nada a él. Rebelde, cabezota y desdeñoso con el pasado de Ted, está claro que Jack no es ningún héroe. O al menos no hasta que sucede una tragedia...

Jack acepta a regañadientes el manto de su padre y se forja un camino como el último heredero del legado de Starman. Pero ahora todos los enemigos de Ted están decididos a eliminar a esta nueva estrella antes de que Jack tenga la posibilidad de brillar. ¿Podrá superar esos obstáculos para demostrar que tiene lo que hace falta para ser un héroe?

Han pasado muchos años desde que Ediciones Z publicó el primer arco argumental de Starman, demasiados años desde que se nos diese a probar una prometedora serie que no conseguíamos ver publicada en España a pesar de la segunda intentona por parte de Dolmen Editorial (que compró, y publicó, también el segundo arco argumental en los tomos La Noche antes del día y Los Pecados del Hijo). Cuando Planeta se hizo con los derechos del Universo DC muchos fans reclamamos la edición de esta serie regular, que se posponía año tras año. Finalmente 2011 ha sido el año escogido para comenzar a publicar Starman aunque, como no, ha habido un pequeño retraso de casi dos meses, y es que el sufrimiento de los lectores no podía acabar así como así.

Pero por fin tengo entre mis manos el primer volumen, de seis, de Starman, y aparte de decidir desde el primer momento que me encanta que en Planeta hayan apostado por publicarlo en cartoné con tantas páginas, con esta calidad de papel y este buen precio... por fin he podido deleitarme con los guiones de James Robinson (y ojo a los artículos que adornan la edición española, son muy interesantes) y con los dibujos de un Tony Harris que crecería con la serie hasta convertirse en uno de los mejores talentos del momento.

Starman era un viejo héroe de la Edad de Oro con cierta tradición, pero con poca historia que aprovechar, como bien nos cuenta Robinson en varios artículos incluidos en este volumen. La idea de DC Cómics era un relevo generacional, pasando capa y cetro de poder al hijo mayor... James Robinson tenía otras ideas... ideas que se nos muestran en las primeras páginas del cómic de forma brutal. Al poco ya tenemos el relevo generacional de la mano de Jack Night, segundo hijo de Ted.

Jack Kight, (sí, tiene nombre de héroe) debutó en Hora Zero, aunque es en el número 0 de Starman donde se define al personaje. El hijo de un gran héroe, un cínico que tan sólo vive por y para su afición/trabajo; el coleccionismo. Por ello no duda en ridiculizar a su hermano por continuar con la tradición de ser Starman. Jack tiene muy claro que no desea ser un héroe, pero deberá cargar con el manto cuando su hermano sea asesinado por el hijo de la Niebla y cuándo éste vaya a por él. A partir de ese momento comenzará una ordalía para Jack, y sus allegados, en la que veremos cómo se convierte en Starman, justo como su padre sabía que debía ser. Starman es, en este primer volumen, una historia sobre cómo Jack acepta su papel como Starman y reconoce que es algo que siempre ha deseado y, para colmo, es algo que se le da tremendamente bien. Toma soluciones lógicas sin pensar detenidamente en ello (como las gafas retro que usa para no deslumbrarse), demostrando así lo bien preparado que está para ser un héroe... a pesar de sus propias burlas sobre el tema Jack aprenderá a realizarse como persona a través de su papel como Starman.

Dejando aparte otros argumentos este primer volumen nos demuestra que estamos ante una historia familiar. La relación entre Jack y Ted es uno de los pilares de la serie. No en vano los primeros arcos argumental son Pecados del Padre y Pecados del Hijo, y en ellos vemos lo importante que es Ted para la vida de Jack y viceversa. De hecho Jack va conociendo más detalles, oscuros y brillantes, sobre su padre y sus andanzas.

Existe, además, otra figura paterna; la Sombra, aunque en este caso está más íntimamente relacionado con Opal City que con Jack, pero será Jack quien tendrá acceso a sus diarios y quién conocerá más y mejor a la Sombra, y a la propia Opal City, a través de esas narraciones. De esta manera vemos como se agranda la leyenda de Sombra y de la propia ciudad de Starman.

Y es que Opal City es un personaje más a tener en cuenta, poco a poco se nos va descubriendo con una ciudad con su historia, una ciudad misteriosa, una ciudad a la que conocer.

Hay una faceta de Jack Knight que Robinson explota con fervor: su pasión de coleccionista, es uno de los pilares fundamentales del personaje, y uno de los pilares fundamentales de la propia serie. No imagino a Jack sin esa pasión y tampoco imagino la propia serie sin que el coleccionismo esté presente en cada número. Y, sobre todo, como lector, y coleccionista, empatizo plenamente con esta faceta de Jack... como harán todos los lectores. Todo un acierto que sirvió para dar salida a las aficiones coleccionistas de Robinson, pero que vistió con una nueva capa la personalidad de Jack.

Pero Starman no sería una serie de culto si no contase, además de con un guionista haciendo la obra de su vida, con un dibujante en perfecta sintonía. No imagino a nadie dibujando a Starman que no sea Tony Harris. De hecho, incluso en los números que no dibujaba Harris los dibujantes procuraban imitar su estilo. Es un estilo de dibujo más cercano al realismo que al de los superhéroes (al igual que la propia serie) motivo por el que mucha gente decía que era un título Vertigo que se publicaba fuera de Vertigo. Por suerte Robinson renegó de esa apreciación, es un muy buen cómic de superhéroes. Y punto.

Pero volviendo a Tony Harris la verdad es que su estilo es perfecto para la historia, sabe cómo envolver en sombras una página cuando el guión lo necesita, así como iluminarla en otros momentos (algo a lo que también contribuye el excelente trabajo de Von Grawbadger al color). Y, por si fuera poco, es un excelente narrador al que vamos a ir ver evolucionando en Starman.

Nos llega el turno de hablar de la edición de Planeta DeAgostini. Cartoné con un papel de gramaje superior, se incluyen traducidos los artículos de James Robinson sobre cómo se inspiró para realizar este proyecto, junto a los bocetos de Tony Harrys que adornan el epílogo. Para mi es un lujo de tomo y la verdad es que me encanta la idea de poder tener todo Starman en 6 volúmenes de estas características. Es más, estoy deseando continuar con su lectura que, por el momento, me está gustando tanto como esperaba.

Así que, qué os puedo decir, a mi me parece que esta edición es sensacional, pero también es cierto que llevo años de espera... sin que la realidad me esté decepcionando... ¿qué dice eso sobre Starman? Algo muy bueno, creo yo.